jueves, 20 de agosto de 2009

OLPC en Latinoamérica

El proyecto OLPC (One Laptop per Child) toma fuerza en países de centro y sudamérica, levantándose potencialmente en Uruguay; como es sabido dicho proyecto fue adoptado a nivel federal, por lo que cada niño inscrito al sistema educativo de educación básica en ese país tendrá "no el privilegio" sino el derecho de tener una herramienta poderosa con la que podrá experimentar, jugar y aprender a través de una plataforma ya no del futuro, sino del presente.

Otro país que ha tenido el coraje, la decisión y la voluntad de adoptar el proyecto es Nicaragua, esta vez por parte de la iniciativa privada a través de la Fundación Zamora-Terán misma que emerge como iniciativa de responsabilidad social del Grupo LAFISE-Bancentro que ha adquirido 5,000 laptops XO; en la etapa inicial serán repartidas 1,500 laptops cubriendo un total de 6 escuelas, una de ellas presenta un escenario particular ya que se ubica en una isleta donde no cuentan con luz, ni internet, todo un reto para el equipo local de implementación; no cabe duda que la laptop XO pretende estar realmente en las manos de cada niño no importando las inconveniencias geográficas.

La Fundación Zamora-Terán pretende ser la concentradora de esfuerzos para continuar dotando de laptops a cada niño en el país, a través del apoyo y sustento de empresas locales, en las que figuran las afiliadas a la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), este es un ejemplo de unión y solidaridad que demuestra que emprender proyectos de esta magnitud no solo son realizables a cargo de las instancias gubernamentales.

Comparto algunas ligas relacionadas con los actuales despliegues de laptops XO por los países ya mencionados:

* En Nicaragua
http://www.laprensa.com.ni/archivo/2009/agosto/20/noticias/nacionales/344690.shtml


* En Uruguay (donde el Presidente Calderón hizó entrega simbólica de la laptop XO número 300,000 del Plan Ceibal, durante su visita en ese país)
http://www.presidencia.gub.uy/_Web/noticias/2009/08/2009081407.htm

Así mismo quisiera compartir un artículo publicado recientemente por Jorge Castañeda, reconocido analista político de nuestro país.
http://www.diario.com.mx/nota.php?notaid=69657de3bb507332b794d849c2720645

martes, 7 de abril de 2009

Una Vacuna contra la ignorancia


Los médicos adquieren instintos que el resto de los mortales no tenemos. Uno de ellos es el sentido de la urgencia. Saben que si no actúan rápido el paciente se les puede morir. Aquellos que trabajan con epidemias adquieren adicionalmente la necesidad de buscar antídotos o vacunas. Buscan, investigan, experimentan y si no son ellos los que las descubren, saben quién lo ha hecho. Y cuando finalmente encuentran una, se les dispara un tercer y contundente instinto, el de vacunar a todo ser humano que se les atraviese por su lado. El caso que más se nos viene a todos a la cabeza es el de la vacuna Salk contra la epidemia del polio.
Se necesitó entonces que un médico, oncólogo para más datos, quien todavía practica su medicina los viernes de cada semana y por caprichos del destino y vaya uno a saber por qué otro bicho que lo picó, se metió a la política y llego a ser presidente de su país, hubiera tenido el olfato de descubrir que había una vacuna que nadie más había detectado y decidió aplicarla a toda la población que la necesitaba. Descubrió la vacuna contra la ignorancia!

El médico del que hablamos es el Doctor Tabaré Vásquez, presidente de Uruguay. Los pacientes, los chicos de primaria de su país.

Hace unos dos años largos se enteró en Davos, Suiza, del proyecto “One Laptop Per Child” o “Un Portátil Para Cada Niño” cuando Nicholas Negroponte lo presentó ante el World Economic Forum. El proyecto, que como su nombre lo dice aspiraba a dotar con un portátil a cada niño en edad escolar de primaria, pero conectado al Internet de alta velocidad y banda ancha, se presentó como una verdadera revolución educativa y una redención para los países en vías de desarrollo. Tabaré Vásquez entendió inmediatamente, sin que nadie se lo hiciera notar, que este proyecto proporcionaba lo más cercano que había encontrado como antídoto o vacuna contra la ignorancia. Hablamos de esa ignorancia crasa que genera miseria y esa miseria extrema que lleva a las gentes a la violencia. Ese mal endémico, esa patología crónica que se ha convertido en la maldición de los países en vías de desarrollo.

Hizo cuentas rápidas; Uruguay, tiene más o menos 3,700,000 habitantes, con unos 260,000 chicos en edad escolar de primaria. Regresó a su país y sin pensarlo mucho ni hacer muchísimos estudios de factibilidad, ni crear comisiones de notables ni paneles de expertos que discutieran hasta la saciedad la bondad o maldad de una vacuna de este tipo, armado simple y llanamente con su instinto de médico, de uno que tiene ese sentido de la urgencia y el de vacunar a las gentes cuando se encuentra una vacuna efectiva contra una epidemia, ordenó precisamente 260,000 portátiles y toda la parafernalia necesaria para conectarlos al Internet de alta velocidad y banda ancha.

Entre el momento en que escuchó la propuesta de Negroponte y la llegada a puerto Uruguayo de los primeros portátiles pasó menos de un año.

Un año y tres meses después de la llegada del primer portátil a suelo Uruguayo, la transformación de la sociedad es evidente. Se han entregado más de 170,000 portátiles, con una eficiencia y velocidad que en la actualidad ronda en los 1,500 portátiles diarios entregados a los docentes y a los estudiantes de primaria. Los chicos son los dueños de los portátiles. Los llevan a sus casas y en muchos casos son ellos los que están enseñando a sus padres pues muchos de estos nunca fueron a la escuela y no saben leer ni escribir. No se han perdido, ni robado ni vendido ni empeñado casi ninguno pues un inteligente sistema de control posibilita el poder desactivarlo a control remoto por lo que el portátil de ahí en adelante sirve solo como un ladrillo que sirve de pisa papel. Se ha duplicado en muchos casos la asistencia escolar. Se ha minimizado la deserción de estudiantes, se ha observado aumentos hasta del 50% en el número de horas que los chicos permanecen en la escuela.

Para poder entregar un portátil, se lleva a cabo intensos procesos previos de inducción y entrenamiento a los docentes quienes son los primeros en recibir un portátil de estos y, obviamente, con los alumnos. Las escuelas deben haberse dotado de un servidor, de los puntos de acceso de la señal de Internet y estabilizado la corriente eléctrica. Los portátiles vienen con hasta 200 libros de todo tipo, gratis, escogidos por el país respectivo y constituyen un ahorro monumental de dinero que facilita la financiación.

Para Septiembre de este año, Uruguay será el primer país del mundo en el cual la totalidad de los niños de primaria tendrán un portátil personal conectado al Internet de banda ancha. Si la conocíamos como la “Suiza de América”, tendremos que cambiarle el slogan porque tocará llamarla la “Finlandia de América” o mejor tal vez, llamar a una Finlandia “La Uruguay de Europa” porque ningún país del viejo continente podrá darse el lujo de decir, como lo puede decir Uruguay, que tiene vacunados a todos sus niños de primaria contra la epidemia de la ignorancia!

Artículo escrito por Rodrigo Arboleda H. quién es un arquitecto nacido en Medellín, Colombia y graduado de Massachussetts Institute of Technology (MIT) en Cambridge, MA.


Arboleda es Presidente y CEO de Ibero-American and The Caribbean for One Laptop per Child (OLPC) Association

jueves, 20 de noviembre de 2008

Programa G1G1 (Give One, Get One)

Con la finalidad de llevar oportunidades de educación y crecimiento a países en vías de desarrollo surge el programa G1G1 (Give One, Get One) que posibilita a la sociedad civil de países como Estados Unidos, Rusia, Suiza y Turquía a donar y recibir una laptop XO mediante Amazon http://www.amazon.com/xo, es decir, pagan el costo de dos laptops y se quedan con una, el programa inició el 17 de Noviembre con grán exito ya que desde su primer y segundo día de lanzamiento se convirtió en el mejor vendedor de computadoras según la página Amazon http://www.amazon.com/gp/bestsellers/pc/ref=pd_dp_ts_pc_1

Entre las bondades de dicho programa se encuentran:

  • Un niño en un país con grandes carencias tendrá la fortuna de beneficiarse con el proyecto OLPC.
  • La persona que dona una laptop XO tiene la posibilidad de recibir una, cabe mencionar que la XO no es un producto que se comercializa con fines de lucro, por tanto esta temporada del año es una gran oportunidad para adquirir una herramienta tecnológica a bajo costo para obsequiar a los niños de su hogar y de alguna parte del mundo para que exploren, aprendan y construyan su propio conocimiento.
  • El programa se ha extendido a Europa lo cual indica un gran esfuerzo de OLPC y de empresas colaboradoras por conseguir el mayor número de laptops a los países en vías de desarrollo.

Para mayor referencia de la misión de OLPC, se presenta el siguiente video :

video

video

jueves, 30 de octubre de 2008

Empoderar a los niños hoy

Artículo publicado por Jorge G. Castañeda
en Periódico Reforma
20 Ago. 08

La semana pasada se difundieron los resultados del Examen Nacional de Habilidades y Competencias Docentes. De los 71 mil maestros examinados sólo 32 por ciento aprobó: casi 70 por ciento no. Se concursaron poco más de 8 mil plazas, de las cuales 2 mil 800 estaban reservadas para egresados de las normales, mientras 5 mil 392 fueron para maestros en activo por honorarios y/o por horas. Entre otras cosas estos números dicen que: seguirán dando clases en este ciclo 10 mil maestros que reprobaron; entraron 2 mil maestros nuevos, evaluados y aprobados; y a este ritmo tardaría poco más de medio siglo en transformarse la preparación de los maestros de educación básica. Aunque el ritmo puede ser un poco más intenso: según estimaciones extraoficiales se espera que a partir del 2009 se incorporen al año unos 40 mil maestros evaluados y aprobados.


Debe reconocerse la audacia de la dirección del SNTE en aceptar un blind date de esta naturaleza. Decidió ir a un examen al cuarto para las doce, para cumplir con un compromiso y poder afirmar que por lo menos un pequeño número de profesores en este ciclo escolar habrían pasado por la prueba de marras. Ésta es una pequeña parte de la magnitud del reto educativo. En una presentación elocuente, perspicaz y desoladora al gurú de la tecnología de la información, Nicolás Negroponte, hace unas semanas, un alto funcionario de la SEP resumió con precisión las dimensiones del desafío: si se llegaran a concursar las 40 mil plazas al año, el país tardaría un cuarto de siglo en renovar a sus maestros. El rezago para entonces será difícil de recuperar.

Así, se necesita transformar la educación del país con los maestros de hoy, no con los que habrá a lo largo de 25 años. Estos maestros fueron formados bajo el esquema educativo de los años sesenta cuando la prioridad era alfabetizar una matrícula que crecía a tasas explosivas -casi 4 por ciento anual: los métodos de enseñanza, las costumbres docentes, su formación y la misión que se les encomendó no pueden ser transformadas en un breve plazo. De ahí el tercer apartado de la exposición de este joven funcionario talentoso, a saber: hay que cambiar los entregables que se ofrecen a los niños pero con los mismos maestros y con los mismos métodos educativos, ya que ni podemos cambiar de maestros ni realmente de métodos educativos porque, como todo ser humano, los maestros mexicanos perseveran, como diría Spinoza, en su ser natural: siguen haciendo lo que saben hacer.

A las conclusiones a las que otros, como Rubén Aguilar en El Financiero de ayer, han llegado conviene agregar una al catálogo de cosas que hacer. Y tal vez sea la más importante en vista de este panorama realista y desalentador. Se trata del empoderamiento (me resigno a usar el neologismo) del niño y su familia. De ahí la pertinencia del proyecto OLPC (One Laptop Per Child) del propio Negroponte, el cual un pequeño grupo de mexicanos nos hemos dedicado a promover desde hace un tiempo. Desde hace unos 10 años el MIT Media Lab se abocó a construir una laptop que costara 100 dólares, dotada de lo necesario para asegurar conectividad y accesibilidad para niños de primaria, es decir, de 6 a 12 años en los países pobres del mundo. Y se logró gracias a donativos de muchas empresas internacionales (incluyendo las del ingeniero Slim).

Finalmente la XO empezó a fabricarse a finales de 2007, pero a un costo superior: colocarla en manos de un niño cuesta alrededor de 200 dólares. En América Latina los gobiernos peruano y uruguayo ya lanzaron a gran escala el proceso de compra, capacitación, entrega a niños; en México las cosas se encuentran medio estancadas. En aras de "full disclosure" conviene mencionar que existe otra máquina fabricada por la mega empresa Intel que "compite" con la XO. En varios países gracias a las prácticas y mañas propias de las empresas, a diferencia de las non profit como OLPC, ha podido ganarle espacios al proyecto de Negroponte.

OLPC tiene principios básicos: Saturación (cada niño tiene una XO en propiedad: todos los de un salón, una escuela, colonia o localidad: es una vacuna contra la brecha digital). Edades tempranas (es para niños de primaria que no necesitan saber leer y escribir para usarla y su manejo no se limita a la escuela, sino que se extiende a la casa en donde se usa más intensivamente). Conectividad (está diseñada para crear un ambiente de red inalámbrico: una se conecta a otras y cuando hay internet, una puede dar señal a otras. Los niños crean sus redes en el barrio, etcétera). Software libre (a través de sistemas innovadores cada niño aprende y enseña. Permite el trabajo en colaboración y promueve el Wiki: la transformación de materiales y métodos por los usuarios: los niños). Es filantropía, no negocio: se paga lo necesario para producir y colocar una XO en manos de cada niño y profesor, sin utilidad alguna. Se pagan sólo los costos para que el proyecto siga funcionando.

Los promotores de manera totalmente pro bono como Rodrigo Arboleda y un servidor en América Latina y Manuel Rodríguez en México no percibimos remuneración, comisión o success fee alguno (más aún, nos cuesta). No tendría nada de malo cabildear este proyecto, pero no es el caso.

No vamos a transformar la educación en México sin los maestros, sin su capacitación, evaluación y mejoramiento de sus salarios y el respeto de la sociedad. Pero en vista de las consideraciones anteriores, tampoco lo lograremos sin empoderar educativamente a los niños. La XO permite hacerlo al darles por 200 dólares a cada uno un útil escolar que les da acceso a la tecnología más moderna para aprender a aprender, al universo de internet, e incluso como lo captó con perspicacia la dirección del SNTE, a la inclusión del libro de texto gratuito en la pantalla: un esquema amigable, verde y moderno. Por todo ello, estamos en esto.

miércoles, 29 de octubre de 2008

¿Que es OLPC?

Implementación de OLPC en Galadima, Africa.


One Laptop per Child (OLPC) o “Una Laptop por Niño” es una organización sin fines de lucro creada por Nicholas Negroponte, que tiene como misión crear oportunidades para los niños más pobres del mundo, proveyendo a cada niño con una laptop conectada a internet, resistente, de bajo costo, y de bajo consumo de energía, con contenidos y software diseñados para el aprendizaje auto-empoderado, de colaboración y divertido.

La idea de Una Laptop por Niño se remonta 40 años atrás, partiendo de las teorías de aprendizaje construccionistas iniciadas por Seymour Papert, un matemático del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), científico e investigador en computación y educador. El aprendizaje construccionista consiste en estudiantes que trazan sus propias conclusiones a través de experimentos creativos y construcciones o realizaciones diversas. De acuerdo a Papert, las computadoras proveen a niños con una plataforma de aprendizaje altamente flexible a través de la creación y compartición de ideas, y a través de su propia expresión.

OLPC tiene 5 principios básicos que son base para la ejecución de sus implementaciones.

Propiedad del niño. El niño es dueño de la laptop (también llamada XO), se apropia de ella para fines de exploración, aprendizaje significativo y colaboración.

Edades bajas. Está enfocado a niños de educación primaria, dirigido principalmente a aquellos que se ubican en zonas marginadas y, por ende, que tienen poco acceso a medios tecnológicos y de comunicación.

Saturación. El alcance será en toda la zona, puede ser toda una escuela, toda una comunidad, todo un estado, todo un país; asegurando el impacto educativo, social y de igualdad.

Conexión. Las XO tienen la capacidad de crear una red local inalámbrica para comunicarse entre ellas, sin embargo, es necesario proveerlas de una conexión a Internet que les permitirá un acceso al mundo de la información a nivel global.

Gratis y de código abierto. Permite la libre participación de docentes, desarrolladores de software, y toda persona que esté interesada en colaborar en el diseño, las actividades y mejoramiento del ambiente que se ejecuta en las XO, involucrando a países en todo el mundo.

Es por ello que ahora en México se buscan entidades que compartan la misión de OLPC, para adoptar un proyecto educativo que involucre al gobierno, a donantes privados u organismos no gubernamentales y por supuesto a la comunidad, lo cual fomenta el esfuerzo colaborativo en pro de la educación de los niños en nuestro país.

“Una Laptop por Niño” ... “Es un proyecto educativo, no de laptops”
Nicholas Negroponte

Para mayor información puede visitar http://www.laptop.org/